Durante esta etapa he desarrollado habilidades que me han permitido comprender que el proceso de aprendizaje no se da únicamente con la memorización de datos o con la compilación de un gran volumen de ellos, he comprendido que hacerlos cotidianos e interiorizarlos con la vivencia del día a día y el análisis de los mismos permiten que se hagan significativos y por ende fáciles de aplicar. Aunque lo anteriormente mencionado no es nuevo para mí en “teoría”, sí que lo es en la “práctica”, como estudiante no había tenido la oportunidad de ser el objeto del “aprendizaje significativo”, lo he aplicado como docente en mi trabajo, lo que leí muchas veces, solo hasta ahora “vivo” lo que “hago”, estando del lado del estudiante.

Por otro lado, tengo que resaltar el trabajo en equipo que ha sido un elemento realmente importante para la etapa, no solo como tradicionalmente se hace, cada uno construyendo su parte y luego alguien lo integra, es verdadero trabajo, sino que se trata de discutir cada parte, revisar lo que uno y otro construyó, corregir temas de redacción e incluso ortografía, elaborar conclusiones realmente consensuadas y argumentadas, además utilizando como soporte al proceso las herramientas TICs, tales como tableros en línea, gestores de tareas, formularios en línea, chat en tiempo real … que facilitan la labor.

Para que el trabajo en equipo se dé, y se haga de manera armónica, hemos llegado a acuerdos y compromisos, de tiempo y de espacio con las múltiples ocupaciones que cada uno tiene, no es fácil, pero se tienen que respetar, en particular siento que somos un grupo cohesionado, ya que nos conocemos desde el semestre pasado y sabemos las debilidades y fortalezas de cada uno, estamos comprometidos con el proceso y sabemos cuál es el objetivo por alcanzar. Apoyar a los compañeros cuando es necesario y saber delegar tareas tomando el liderazgo del equipo cuando considero que soy quien tiene dominio de la situación ha sido importante, pero también saber “hacer” cuando es otro compañero el que mejor lo domina. Evaluar y coevaluar por su parte, no es fácil, recibir retroalimentación del trabajo, sin concentrarse en el trabajo como tal, no se hace con frecuencia, es una labor importante de analizar, permite conocernos a nosotros mismos y como nos comportamos en equipo.

Es así como la capacidad de argumentación se ha convertido en el “hilo conductor” de cada actividad que hemos ejecutado en las sesiones de clases, creo que nos ha permitido comprender que, aunque cada uno de nosotros tiene su propio punto de vista de situaciones o conceptos, el poder soportar lo que se dice con argumentos puede marcar la diferencia entre intervenir con aceptación o quedarse callado y no expresarse. Aquí juega un papel importante la capacidad que cada uno tenga para analizar los documentos y los datos que hacen parte de una discusión, capacidades que muchos creemos ya están desarrolladas por tener un pregrado, pero que a veces se nota es muy incipiente cuando se están expresando las ideas, hemos realizado ejercicios grupales e individuales que nos permiten determinar de manera comparativa si estamos a un nivel tal, que nuestra capacidad de análisis es superior o inferior a la del grupo, con personas de diferentes universidades, diferentes edades y generaciones, diferentes orígenes y culturas.

Tal vez una de las partes más difíciles de la etapa, ha sido la elaboración de los instrumentos para la recolección de datos que permitan determinar cuáles son las necesidades de un grupo de personas, en nuestro caso, estudiantes de la Universidad Piloto de Colombia frente al uso de Aulas Virtuales como apoyo a las clases presenciales. Esta labor cuando incluye la interpretación de los datos y poder determinar con ellos las intencionalidades, para poder buscar soluciones donde otros ven problemas, tema que ha sido soportado en lecturas muy constructivas como la de las diferentes teorías de aprendizaje, que dan parámetros en como los conceptos han cambiado y evolucionado con el tiempo y las culturas.

En la actualidad, con solo seis sesiones de clases de esta asignatura, he podido aplicar en mi labor como docente todas y cada una de las herramientas interactivas para lograr el tan difícil aprendizaje significativo, con mucha aceptación por parte de mis estudiantes: Padlet, Kahoot, Canva, Genial.ly han llegado para quedarse en mi vida. La aceptación por parte de los estudiantes de este tipo de recursos es importante, dan un aire fresco a las actividades en el aula y permiten que lo que se hace bien ahora se haga mejor. Una dosis de diversidad y diversión es muy importante en el aula, sin dejar atrás la seriedad y el compromiso de enriquecer intelectualmente al estudiante. Las presentaciones Prezi, que son bien interesantes, ahora pasan de ser protagónicas a un papel cooprotagónico.

Las expectativas ahora son grandes, el curso me está aportando importantes herramientas para mi labor docente, pero también implica un gran compromiso para poderlas aplicar de manera adecuada. Si la etapa de análisis ha sido dura, la de diseño lo será mucho más, porque requiere de más acción, de productos tangibles, más que documentos, de acciones más contundentes sobre la intervención que pretendo generar. Sin embargo, me siento bastante cómodo, los coordinadores de la Universidad están muy expectantes de lo que estoy haciendo, están muy involucrados y ven como un producto interesante e importante el análisis que estoy realizando, de mucho valor agregado para la institución.

Me pregunto qué actividades son las que se deben realizar para crear un buen diseño, cuales herramientas TIC vamos a aprender o usar y si estas son de igual o mayor impacto que las ya utilizadas. Estoy investigando y en el poco tiempo libre que tengo, por los diferentes frentes que cubro, he descubierto un grupo interesante de recursos que me aportarán no solo para la asignatura, sino para mi vida como profesional, incluso para una futura labor de emprendimiento y asesoría que desde hace mucho tengo en mente y que he venido ejecutando con pequeños proyectos que han sido exitosos.

En general, el proceso ha sido muy provechoso, conveniente y pertinente para mi etapa profesional actual como docente de dos universidades, sin descuidar que también tengo un contrato como desarrollador de software, el aporte es muy valioso, por ejemplo ahora el levantamiento de requerimientos lo hago colaborativo, con un Padlet, donde todos los usuarios pueden escribir sus necesidades, compartirlas y enlazarlas en tiempo real con los demás usuarios del sistema de información.