¿Qué pasa con los datos generados a partir de tu cara?

¿Y qué significa que tu cara se convierta en datos?

Ya existen muchos datos sobre millones de caras. Hemos ofrecido nuestros rostros en las redes sociales y en las fotos almacenadas en la nube. En muchos centros comerciales tienen una cámara que lee tu rostro y determina la temperatura para permitir el acceso por temas de pandemia.

El problema es que aún no hemos determinado a quién pertenecen los datos asociados a los contornos de nuestros rostros leídos por todas estas aplicaciones.


Casos recientes

En la era de las grandes tecnologías, tenemos que reflexionar sobre las expectativas que podemos y debemos tener sobre quién tiene acceso a nuestros rostros.

  • Los disturbios en el Capitolio de Estados Unidos ocurridos el año pasado han puesto la cuestión en el punto de mira, ya que el reconocimiento facial se convierte en una herramienta vital para identificar a los que participaron en la protesta.

Incluso antes de los disturbios, la tecnología de reconocimiento facial se estaba utilizando de muchas maneras que probablemente no hemos considerado con la suficiente seriedad, y muchos de nosotros hemos contribuido voluntariamente a generar datos sobre nuestros rostros, ya sea explícita o implícitamente.

Estas cámaras captaron cinco millones de imágenes de clientes y utilizaron un software de reconocimiento facial que generó más datos, incluidos el sexo y la edad.

  • Los gobiernos y la vigilancia van de la mano, y la tecnología de reconocimiento facial les da más opciones y formas de rastrear y restringir el movimiento de las personas dentro de sus fronteras.

La ciudad de Londres decidió el año pasado desplegar cámaras con capacidad de reconocimiento facial junto a sus 627.727 cámaras de CCTV. La medida provocó protestas.


Estamos dando nuestro consentimiento

Muchos estamos familiarizados con la tecnología de etiquetado de fotos de Facebook, que etiqueta no sólo tu cara, sino a otras personas en tus fotos. Esta tecnología también está presente en las apps de fotos de Google y Apple.

Pero este tipo de tecnología de reconocimiento facial se está extendiendo a otros ámbitos:

  • El fabricante de automóviles Subaru la despliega para detectar distracciones al volante.

  • Apple ofrece funcionalidades llamadas HomeKit que cruzan los datos recogidos de varios dispositivos y utiliza el reconocimiento facial para decirte si un amigo, reconocido por tus fotos, está en la puerta.

  • Nest Hub Max de Google emplea la tecnología de reconocimiento facial para, literalmente, buscarte; de la misma forma en que siempre está escuchando para oír las palabras: «OK, Google».

  • Hirevue utiliza la inteligencia artificial para evaluar las imágenes de posibles empleados y decidir sobre su idoneidad y probabilidad de éxito.

  • PimEye, la web que permite localizar con una foto a alguien en Internet. Esta página creada en Polonia logra que sepamos la identidad de algunas personas proporcionando solo una imagen de su rostro.

Reflexiones

El rostro humano es una de las cosas más básicas que los niños pequeños reconocen y aprenden, a medida que sus cerebros ordenan el mundo. Es una parte fundamental de lo que somos como especie, su importancia es tal que apenas puede expresarse con palabras.

Nuestras expectativas sobre la recopilación de datos y la privacidad no se ajustan a lo que realmente es la recopilación y el almacenamiento de datos, sean faciales o no. Nuestros datos personales se han recogido y se recogen cada día a un ritmo asombroso. Esto está provocando un cambio fundamental no sólo en términos económicos y éticos, sino en la forma en que vivimos como seres humanos.


¿Estás consciente de la cantidad de datos que suministras a diario que podrían comprometer tu privacidad y seguridad? ¿Qué aplicaciones utilizas para proteger tus datos? ¿Qué «rutinas» tienes para proteger tus datos?

17 comentarios en: "¿A quién pertenecen los datos de nuestros rostros?"

  1. LA SEGURIDAD DE LA INFORMACIÓN ESTÁ EN NUESTRAS MANOS

    Con la cantidad de dispositivos, sitios web, aplicaciones y redes sociales de las cuales hacemos uso además de que compartimos información, de forma voluntaria o involuntaria; me hace cuestionarme qué tanto saben de mí, aunque, por lo general; intento ser muy discreto con lo que comparto y con los sitios por lo que navego. También uso prácticas como utilizar el modo incognito de los navegadores (cuando lo considero necesario), no conectarme a redes WiFi abiertas, poner contraseñas seguras y evitar repetirlas en otros sitios y, cuando veo conveniente, leer los términos y condiciones al registrarme, aunque sé que esto se debería hacer siempre o como mínimo, la mayoría de veces. Esto y otras cosas que no salen de lo básico y lo mínimo según mi criterio.
    Para beneficio de nosotros, en muchos dispositivos podemos determinar los permisos para las aplicaciones que usemos lo cual nos ayuda en gran medida a la protección de nuestros datos, por lo que es importante tomarnos nuestro tiempo en configurar este tipo de cosas y también, hacer monitoreos periódicamente al acceso de información que tienen las aplicaciones para nuestra tranquilidad. También existen aplicaciones que nos permiten gestionar este tipo de recursos de las cuales no hago uso, pero veo que pueden ser muy útiles y habrá que darles una oportunidad.
    Por último, considero que el factor más importante es determinar dónde navegamos, cómo lo hacemos y qué información compartimos. Es nuestra responsabilidad conocer las políticas que tengan las aplicaciones o sitios web de los que hacemos uso, estar informados con las actualizaciones que hagan y hacer el ejercicio de evaluación de cada criterio expuesto para determinar sí es conveniente o no seguir haciendo uso de las herramientas que usamos pero que muchas veces, desconocemos e ignoramos lo que puedan hacer con nuestra información.

    1. ¿ Somos el producto ?
      Mi compañero comenta unas excelente formas de mitigar el uso de nuestros datos y como protegerlos de mejor manera. Pero lo que no sabemos es que están haciendo las empresas con nuestros datos lo desconocemos totalmente ya que todas las empresas tienen una logística enorme para el tratamiento de nuestros datos y como beneficiarse a nuestras espaldas, por que definitivamente nosotros somos el producto.
      Si nadie usara Facebook y publicara datos personales, tal vez Facebook no seria lo que es ahora. Nosotros somos el producto y es por eso que las empresas se benefician de tener tantos usuarios debido a que usan todo tipo de datos nuestros para lucrarse sin que nosotros lo sepamos estamos cegados.
      “ Nosotros somos el producto, en realidad desconocemos qué se hace exactamente con nuestra información, o en qué consiste y cómo funciona ese pago con datos. En realidad, no es una cuestión sencilla, y cada aplicación cuenta con sus propios procedimientos y lógicas. En el caso de la navegación por Internet, por ejemplo, las empresas y prestadores de servicios nos ofrecen de forma gratuita sus motores de búsqueda, páginas webs y servicios asociados, para leer la prensa, consultar la previsión meteorológica, o estar en contacto con otras personas a través de redes sociales o foros. No obstante, cada vez que entramos en una web estamos descargando automáticamente una serie de microprogramas conocidos como cookies que recaban información de nuestra actividad online y hacen llegar al propietario de la web visitada información sobre nuestra IP, MAC o IMEI (la matrícula de nuestro dispositivo), el tiempo y forma en que utilizamos un sitio concreto u otros sitios que estén abiertos en el mismo momento, identifica si somos visitantes habituales y qué uso hacemos de la página de Internet, en qué secuencia y cómo accedemos a otros sitios, etcétera. Además, es habitual que diferentes empresas paguen al sitio que visitamos para poder instalarnos sus propias cookies, como también lo es que la empresa utilice los datos no solo para sus estudios internos, sino que los venda a terceros.” ( elpais, tecnología, 2015)
      A. (2012, 6 noviembre). Reciclar colillas para obtener abono natural. abc. https://www.abc.es/sociedad/abci-reciclaje-colillas-abono-201211060000_noticia.html

  2. ¿ Un futuro sin privacidad ?

    Bien es cierto que a lo largo de los años la tecnología ha venido evolucionando tan rápido que tenemos que estar en constante aprendizaje y adaptarnos al cambio rápido. Y justamente gracias a la enorme cantidad de datos que estamos generando anualmente en el mundo pues hace que las empresas inviertan en productos para el análisis y recolección de estos datos para la toma de decisiones. Es por eso que actualmente la empresa/persona que tenga acceso a estos datos básicamente tiene el poder suficiente sobre el mundo.
    Lo mas escalofriante es que las grandes organizaciones toman estos datos de nuestra privacidad que nos comprometen directamente, pero nosotros no podemos hacer nada por que de cierta forma aceptamos sus políticas, entonces es un tema que es bastante preocupante debido a que están usando nuestros datos y rostro libremente y nosotros no podemos hacer absolutamente nada. En realidad no tengo ninguna app para la protección de mis datos es por eso que es tan preocupante el tema, y en verdad no conozco ninguna app que proteja mis datos.
    En realidad la única rutina para protección de mis datos es cuando tengo que entrar en una pagina que no me da confianza o cuando estoy en un cyber es donde hago uso del modo incognito para proteger mis datos, aunque no sea totalmente seguro. Pero puede ayudar de cierta forma, la pregunta a todo esto es ¿ Llegara un punto en el que la humanidad deje de tener su privacidad y alguien sea dueño de nuestros datos?.

    1. ¿Es posible que dejemos de ser dueños de nuestros datos?

      Está claro que cada día nuestra información se recoge a un ritmo asombroso y masivo, incluso desde que nacemos nuestros datos están expuestos a organismos del Estado, lo que provoca que dudemos si realmente somos propietarios de estos. Es probable que no seamos dueños completamente, sino somos administradores de nuestros datos personales, ya que podemos tener control y tomar decisiones sobre conceder o no, autorización para que las organizaciones accedan a nuestros datos, como ha mencionado mi compañero David. Además, desde que nacemos se nos han otorgado intrínsecamente derechos fundamentales que no se pueden quebrantar por ningún organismo, un claro ejemplo, es el derecho a la protección de datos personales, el derecho a la intimidad y el derecho a la personalidad, entiéndase la última cómo el derecho a la identidad.

      Para concluir, los datos personales no son complementamente nuestros, sin embargo, somos administradores de ellos y podemos elegir con quién compartirlos y en caso de que accedamos a hacerlo, hay leyes que nos respaldan y nos protegen.

  3. ¿LA TECNOLOGÍA DE RECONOCIMIENTO FACIAL INTENSIFICARÁ LOS PROBLEMAS DE PRIVACIDAD Y SEGURIDAD?

    En los últimos años el reconocimiento facial ha crecido masivamente en la industria tecnológica, inclusive muchas organizaciones y organismos han optado por usar estas herramientas en sus sistemas, debido a que los datos que son capturados les ayudan a identificar y categorizar rápidamente. Sin embargo, esta tecnología de reconocimiento facial viola los derechos humanos de distintas maneras. Por un lado, el reconocimiento facial se está utilizando con fines de identificación y vigilancia masiva, por ejemplo, en distintos establecimientos de la ciudad hay cámaras monitoreando paso a paso lo que hacen sus visitantes y eso supone una invasión a la privacidad, ya que hay demasiados datos que se pueden capturar a partir de un rostro de una persona y posiblemente se pueda llegar a saber todo sobre ella. Por otro lado, el reconocimiento facial supone una amenaza a la seguridad y vulneración de derechos humanos (libre expresión, de asociación, reunión pacífica, entre otros) de los miembros de la comunidad porque el gobierno y organizaciones podría utilizar esos datos para señalar a los miembros por prejuicios históricos y/o actuales.

    Dicho lo anterior, es probable que la tecnología de reconocimiento facial pueda intensificar los problemas de privacidad y seguridad. Aun así, surgirán leyes para garantizar el buen uso de esta tecnología y a su vez garanticen los derechos humanos. Cabe mencionar que, en la actualidad, hay organizaciones de derechos humanos como Amnistía Internacional que “pide que se prohíba el uso, desarrollo, producción, venta y exportación de tecnología de reconocimiento facial con fines de vigilancia masiva en la policía y otros organismos públicos” Amnistía Internacional (2020). De esa manera, se podría minimizar los problemas que vayan surgiendo en el futuro con respecto al uso de los sistemas de reconocimiento facial y la población humana.

    Finalmente, respondiendo a las preguntas de blog, no manejo ninguna aplicación para proteger mis datos y las rutinas que más suelo utilizar para proteger mis datos consisten en no utilizar redes ni páginas desprotegidas o públicas, en caso de usar un dispositivo de un lugar público navego en la pestaña de incógnito (aunque no sea 100% seguro y privado), uso contraseñas seguras y las cambio regularmente, además de usar pines de seguridad para validar mi identidad. Trato de no compartir datos personales en las redes sociales, eso incluye mi ubicación en tiempo real. También, leo las políticas de privacidad de algunas aplicaciones y a su vez, reviso que los permisos que concedo sean solamente cuando se están usando las aplicaciones.

    REFERENCIAS:

    Anónimo (2020). Amnistía Internacional pide que se prohíba el uso de tecnología de reconocimiento facial con fines de vigilancia masiva. Amnistía Internacional. Disponible en: https://www.amnesty.org/es/latest/research/2020/06/amnesty-international-calls-for-ban-on-the-use-of-facial-recognition-technology-for-mass-surveillance/

    1. ¿ Una gran violación de seguridad?
      Como lo comenta mi compañera Paula, todas estas tecnologías biométricas acarrean varios problemas de privacidad hacia nosotros. Debido a que con tan solo nuestra cara pueden saber quienes somos y a partir de eso sacarnos mucha información sin que nosotros nos demos cuenta. Por eso me parece muy importante que todos estos organismos que reúnen este tipo de información nos den a conocer sus políticas para que si entramos en algún lugar, sepamos que estamos siendo grabados y así estemos consientes de que estamos siendo monitoreados.
      Por otra parte hay demasiadas organizaciones que usan todos estos datos de biometría ilegalmente sin nuestra aprobación para generar dinero a nuestras espaldas, como lo pueden llegar a ser las grandes organizaciones como Facebook, Twitter, Instagram. Ya que esta es la forma en la que todas estas empresas se lucran, entre más información puedan vender mas dinero van a tener.

    2. UN PROBLEMA HOY, UNA SOLUCIÓN MAÑANA
      Como comenta mi compañera Paula, la gran colección de datos que se obtienen a través del reconocimiento facial pueden incumplir muchas leyes de privacidad y seguridad en los territorios, aunque hoy es un punto de conflicto y de debate, pienso que tarde que temprano esta tecnología se va a implementar y expender por todo el mundo, pero para que esto pueda realizarse, dándole un sentimiento de tranquilidad al ciudadano, los gobiernos o entidades publicas deben tener muy buenos sistemas de seguridad para proteger esta información recolectada de las manos de los criminales y también, deben tener restringido el uso de los datos de estos sistemas, para labores previamente establecida, sin vulnerar significativamente la privacidad del ciudadano.

  4. ¡Mi fisonomía es dato publico!

    En la era de las grandes tecnologías se remonta el acceso de información en nuestros rostros, ante esto deberíamos preguntarnos si mas que herramienta, el reconocimiento facial generara costes o perdidas de nuestra privacidad e intimidad. Con el pasar del tiempo el reconocimiento facial ha cambiado sus propósitos que no del todo es tan bueno para nosotros.
    Frente a su implementación podemos destacar que es una herramienta que permite mejorar la seguridad, procesos más rápidos y automatización de identificación, sin embargo más allá de sus beneficios también ha traído consigo la violación de la privacidad teniendo en cuenta que este nos puede rastrear en cualquier momento y lugar, aun sin identificar cuantas personas no han dado su consentimiento para que se utilicé esta información, en Colombia rigen algunas leyes como la de habeas data, art 15 de la constitución política, sentencia T-364-18, etc.
    Habeas Data: https://www.mineducacion.gov.co/1759/w3-article-387771.html?_noredirect=1
    Sentencia T-364-18: https://www.corteconstitucional.gov.co/relatoria/2018/t-364-18.htm
    Art 15 de la constitución política: https://www.mincit.gov.co/ministerio/normograma-sig/procesos-estrategicos/gestion-de-informacion-y-comunicacion/constitucion-politica/derechos/articulo-15.aspx#:~:text=1991-,ART%C3%8DCULO%2015%E2%80%94%20Todas%20las%20personas%20tienen%20derecho%20a%20su%20intimidad,debe%20respetarlos%20y%20hacerlos%20respetar.

    El sistema de reconocimiento facial a partir de la cara general una fórmula matemática que a su vez se transforma en código y se compara con otras huellas faciales, esta proporciona información como nombre, edad, dirección. Esta información se almacena en bases de datos y se utiliza para propósitos como: Control de aeropuertos y fronteras, Búsqueda de personas desaparecidas, Mejora de la experiencia de los clientes del comercio, Mercadotecnia y publicidad, etc.
    https://latam.kaspersky.com/resource-center/definitions/what-is-facial-recognition
    https://ayudaleyprotecciondatos.es/2019/03/22/reconocimiento-facial/

    Muchas veces brindamos consciente o inconscientemente nuestra información o incluso imágenes que proporcionan esta misma, pero más allá de esto debemos analizar que tan valido es que nuestros datos no sean tomados con el consentimiento del individuo e incluso para fines que no reconocemos.
    La herramienta de comprobación de privacidad de Google nos puede ayudar con la privacidad de nuestros datos, te guía paso a paso para decir que datos quieres que se guarden como: búsquedas, ubicación, historiales etc. Y una vez terminada la configuración te brinda recomendaciones personalizadas que te ayudan a proteger tus datos, Para proteger mis datos no suministro mucha información en las redes sociales, no brindo datos en sitios nuevos y cambio constantemente mis contraseñas
    https://as.com/meristation/2020/02/03/betech/1580769125_037336.html

    1. HOY TENEMOS LA SENSACIÓN DE ESTAR PROTEGIDOS, PERO, ¿MAÑANA TAMBIÉN?

      Con la reciente renovación de Facebook, ahora Meta, y la intención de centrarse en la creación del mundo virtual donde ellos esperan que nos movamos pronto sumado a la gran cantidad de escándalos en términos de privacidad de los usuarios, tomaron la desición de deshacerse de los datos de reconocimiento facial de 1000 millones de personas para generar una confianza adicional y darle un pequeño cambio de imagen a la marca.
      Dado este cambio, funciones como las plantillas de reconociiento facial destinada a identificar rostros de los usuarios y notificaciones de cuando aparecemos en fotos o videos publicados por otros además de las recomendaciones sobre a quién etiquetar, también tienen que ser deshabilitadas. Aún así, todavía es alarmante el asunto debido a que, en temas de legislación, aún hay muchoas vacíos legales y todavía las normas no son claras.Meta asegura que el reconocimiento facial es una poderosa herramienta que nos va a poder verificar la identidad de una persona para evitar fraudes y suplantaciones, por ejemplo. Por lo que, aunque se haya eliminado esaos datos sobre reconocimiento facil, se evidencia que aún siguen trabajando en estas tecnologías y nos venden el cuento de «Realizar productos para ayudarnos con privacidad, transparencia y control».
      Este tema de reconocimiento facial y el uso que le ha dado Facebook, hoy meta, viene mirandose desde el año 2011 que se implementó y era opcional habilitar esta función, pero después de unos años se instaló por defecto y era capaz de detectar a personas que incluso estaban de espaldas. Por suerte, para el año 2019 la comisión federal de comercio estadounidense falló en contra de Facebook debido a muchas demandas por parte de los usuarios logrando que la opción del reconocimiento por defecto estuviera deshabilitada.

      Dado este acontecimiento me hace cuestionarme: ¿Qué tan pronto volveremos a ver implementada esta tecnología de nuevo en Meta?, y no nos olvidemos que ahora no solo son una red social, entonces, ¿quiere decir eso que estaremos más observados?

  5. NUESTRAS MANOS PRINCIPALES ACTORES
    A día de hoy, existen muchas formas de exponer nuestra información personal, una de ellas se encuentra al alcance de nuestras manos y son las herramientas de nuestros dispositivos móviles que son de utilidad día a día, varias de ellas recolectan mucha información sobre nuestra vida cotidiana, por ejemplo el GPS que utiliza Google maps, esta aplicación tiene la capacidad de saber nuestra ubicación actual, que lugares visitamos concurridamente y los trayectos que tomamos para ir a casa, trabajo o el destino que nosotros queramos, además de esto, si estamos visitando un restaurante, centro comercial o algún lugar que nunca hayamos visitado nos saldrá un mensaje en nuestro dispositivo preguntándonos “¿Qué tal fue la experiencia?”. Otro claro ejemplo de exponer por nuestras propias manos nuestra información y la más fácil de hacerlo es a través de redes sociales, compartiéndola por medio de un post o un Twitter, permitiendo tener nuestra información vulnerable hacia las demás personas, lo cual mucha gente no es consciente y lo hace diariamente, compartiendo su día a día a través de fotos, historias, reels y demás.
    Como conclusión nos queda que hay cierto tipo de información personal la cual podemos llegar a proteger y esto se puede hacer leyendo los términos y condiciones de las aplicaciones que usemos en nuestros dispositivos móviles, ya que a veces aceptamos simplemente por usar las aplicaciones lo antes posible y es ahí donde nos podemos dar cuenta que nuestras propias manos son las que permiten la toma de nuestra información personal, al realizar esto podemos decir que estamos siendo conscientes de para que van a usar nuestros datos. Como rutina aconsejo usar el modo incógnito de nuestro navegador para realizar ciertas búsquedas y ciertos procesos que tenga que ver con el uso de nuestros datos más sensibles.

    1. ¿ Un gran problema de seguridad ?
      Lo que dice mi compañero Diego tiene unos fundamentos bastante fuertes ya que pues justamente estas empresas que están usando nuestra información en las aplicaciones nos ponen una cantidad de lectura, como tratando de ocultarnos las cosas y esto lo hacen por que saben que cierto porcentaje de las personas va a leer lo que en realidad quieren hacer y nosotros al aceptar sin leer pues estamos dando permisos sobre nuestros datos a estas empresas y esto da mucho de que hablar por que uno no puede confiar en estas empresas ya que como la tecnología ha crecido exponencialmente con todos estos datos pueden hacer muchas cosas que ni siquiera nos podemos imaginar, así que usan nuestros datos para poder volverse ricos.

    2. SEGUIMIENTO CONSTANTE, UNA CONSECUENCIA DE LA REVOLUCIÓN DIGITAL

      Precisamente como lo comentas existen muchas maneras de rastreo por parte de las aplicaciones que utilizamos en nuestro smartphone y que pasan desapercibidas por los usuarios, esto se ha vuelto demasiado común por el hecho de que el número de usuarios de teléfonos inteligentes a nivel mundial supera los 3.000 millones y se prevé que siga creciendo de forma paulatina durante los próximos años según el portal Statista. Cada vez hay más personas en el mundo haciendo uso de un dispositivo móvil con acceso a internet, donde comienzan a rondar cantidades inimaginables de información, más que todo en las redes sociales donde existe ese foco de inseguridad con la gestión de esta.

      En la página web del reconocido antivirus Norton nos proporcionan unas cuantas medidas de seguridad más para una navegación segura. Por ejemplo:
      • Limitar la información personal que comparte en las redes sociales, ya que podemos compartir información sensible sin darnos cuenta y no sabemos cómo puede ser utilizada por otras personas y con qué fines
      • Navegar en modo incógnito o privado, tal cual como lo comentabas, para evitar dejar rastro de nuestras búsquedas
      • Utilizar un motor de búsqueda diferente también puede ayudar a que no se recolecte más información acerca de todas las búsquedas que realizamos
      • Utilice una red privada virtual (VPN), para cifrar nuestro intercambio de datos a través de la red
      • Tener cuidado con dónde hacemos clic, ya que hoy día accedemos a tantos sitios en internet sin precaución alguna que podemos entrar a un sitio malicioso que robe nuestros datos personales.

      REFERENCIAS
      • Número de usuarios de smartphones a nivel mundial desde 2016 hasta 2021 – https://es.statista.com/estadisticas/636569/usuarios-de-telefonos-inteligentes-a-nivel-mundial/
      • How to protect your privacy online – https://us.norton.com/internetsecurity-privacy-protecting-your-privacy-online.html

  6. LOS SISTEMAS DE RECONOCIMIENTO FACIAL, UN ARMA DE DOBLE FILO
    Como podemos darnos cuenta diariamente, vivimos en un mundo que cada vez mas publico y menos privado. En el internet se encuentra gran cantidad de información sobre nosotros, información que nosotros consiente o inconscientemente, dimos permiso de compartir por estos medios electrónicos. Ahora, hay información sobre nosotros cuyas fuentes son ajenas, como es el caso del reconocimiento facial es espacios públicos. Tal vez sea difícil de creer, pero muchas de las grandes ciudades en el planeta, incorporan sistemas de reconocimiento facial en las cámaras de sus ciudades para tener un control sobre la sociedad en temas relacionados con la seguridad. Hoy hablamos de unas pocas ciudades, pero estoy seguro, que en los próximos años se extenderá por todo el mundo.

    Los sistemas de reconocimiento faciales en las ciudades, deberían ser usados y monitoreados netamente por el gobierno, y para exclusivo uso de la seguridad, ya que gracias a estos sistemas, cada vez mas precisos, se podrán ubicar o localizar a criminales o personas desaparecidas en todo el territorio. Según una estadística de la interpol (2016) «Desde que a finales de 2016 se puso en marcha el Sistema de Reconocimiento Facial de INTERPOL, se ha logrado identificar a cerca de 1 500 terroristas», lo cual para todos es muy bueno, ya que seguramente reducirían los niveles de criminalidad debido a que va a ser muy difícil estar prófugo de la justicia.

    Por otro lado, ¿Qué pasaría si estos sistemas de reconocimiento facial fueran hackeados o estuvieran al servicio de personas no autorizadas, y los usaran para fines privados?, estas personas podrían saber la ubicación de gran cantidad de personas en los países. Esta información puede ser vendida a entidades privadas con fines comerciales, lo que a mi parecer, seria un abuso total a la privacidad. En conclusión, pienso que estos sistemas deberían ser usados netamente por las entidades del estado y para único uso del estado, para así no violar en ningún momento la privacidad del ciudadano.

    REFERENCIAS
    Interpol (2016) Reconocimiento facial
    https://www.interpol.int/es/Como-trabajamos/Policia-cientifica/Reconocimiento-facial

    1. PROBLEMAS DE CONFIABILIDAD POR EL USO DEL RECONOCIMIENTO FACIAL

      En algo tiene razón mi compañero Kevin, en los próximos años se evidenciará el aumento masivo de sistemas de reconocimiento facial a nivel mundial, incluso muchos organismos de control cómo es la policía seguirán empleando estas herramientas para identificar posibles delincuentes, prófugos, personas de interés, entre otros. Sin embargo, hay que aclarar que los datos que son capturados por estos sistemas pueden llegar a ser muy generalizados y pocos confiables, por supuesto, supone un gran problema utilizarlos para culpar a alguien de delitos que probable no haya cometido. Para concluir, el uso de sistemas de reconocimiento facial podría crear grandes disputas a nivel judicial y legislativo, además que no son medios 100% confiables, dado que se podrían encontrar con frecuencia errores y no es una prueba contundente para judicializar a los “delincuentes”.

  7. ¿QUÉ PODEMOS HACER PARA PROTEGER NUESTROS DATOS?
    Los datos hoy en día son de las cosas con más valor en el mundo, después de la aparición de internet en 1960 “los datos” se volvieron una palabra cada vez más recurrida hasta llegar a hoy en día donde los datos son una prioridad para todos los seres humanos, en una era donde ya casi todos estamos conectados a internet. ¿Pero por qué le damos tanta importancia a los datos?
    Resulta que la información nunca había sido tan accesible como lo es hoy, hay demasiada información en internet, y entre todo lo que ronda en la web se encuentran nuestros datos personales, nos hemos encontrado con un desvanecimiento de la privacidad.
    En la actualidad es muy sencillo ver las actividades que una persona determinada realiza cada día, los amigos que tiene, la profesión, el lugar donde vive, entre otras. La tecnología en sí es bien intencionada, apunta a mejorar nuestra calidad de vida, pero para ello necesita recolectar cada vez más datos personales el problema es que estos pueden llegar tanto a las empresas como a personas malintencionadas, en este punto es donde la gente empieza a temer por la vulnerabilidad de su privacidad.
    La gente empieza a sentir que ya no tiene una vida privada y empieza a temer porque no sabe quién tiene acceso a sus datos. Un ejemplo de esto serían las conversaciones escuchadas por el asistente de Google: VRT NWS publicó que del alrededor de millar de fragmentos de voz a los que tuvo acceso (todos ellos en lengua neerlandesa), 153 eran conversaciones en las que nadie dio la orden de activación al asistente virtual, sino que este interpretó erróneamente un sonido. Entre otras, el medio belga aseguró haber escuchado conversaciones en la cama, entre padres y sus hijos, llamadas profesionales, discusiones y escenas tanto de sexo como de violencia. (El País, 2019).
    Ahora bien, nosotros como usuarios de estos productos también tenemos implicación en la protección de nuestros datos, nosotros somos los que aceptamos las políticas para que se tratara la información de esta manera, por lo tanto, debemos tener estrategias o rutinas para bajar la probabilidad de que nuestros datos personales caigan en manos equivocadas.
    Algunas de estas estrategias:
    -Elegir contraseñas seguras: utilizar contraseñas complejas, cambiarlas cada dos meses y no utilizar la misma contraseña en todas tus cuentas, ni incluir fechas de nacimiento, aniversarios o números de teléfono.
    -Configurar la privacidad de las cuentas de redes sociales: la información de tu cuenta no debería ser vista por cualquier persona.
    -Brindar datos personales y descargar archivos sólo en sitios de confianza.
    -Leer los términos y condiciones: En este documento se muestran los derechos tendrá el proveedor de la aplicación o servicio sobre tu información y el uso de tus datos personales.
    -Evitar conectarse a redes públicas: ya que no se sabe las medidas de seguridad de estas redes.
    -Instalar y actualizar tu antivirus.
    Si tenemos en cuenta todas estas sugerencias se podría evitar que nuestros datos personales sean robados por un tercero, de igual forma esto es todo lo que tenemos a nuestro alcance para controlar nuestros datos más no garantizará la protección completa de estos. Las empresas aún tienen que recuperar la confianza de las personas para dejar que conserven información privada, para esto tendrán que mejorar tanto sus softwares, para hacerlos en pro de la seguridad, como sus políticas de privacidad y garantizarnos a todos los usuarios que se cumplirá esto al pie de la letra.
    Referencias:
    E. (2019, 12 julio). Google admite escuchar el 0,2% de las conversaciones con su asistente virtual. El Pais. https://elpais.com/elpais/2019/07/12/ciencia/1562914719_220640.html
    Reyes Krafft, A. (2009). Como proteger mis datos personales en Internet. Día Internacional de la Seguridad en Cómputo 2009.
    M. (2022, 17 enero). Protección de tus datos personales: 9 medidas de seguridad. Blog Microsip. https://blog.microsip.com/9-medidas-para-proteger-tus-datos-personales/

  8. REVOLUCIÓN DEL RECONOCIMIENTO FACIAL, PERO… ¿Y EL FRAUDE?

    Nuestro rostro facial es cada vez más importante en el mundo de la tecnología como método de identificación, en especial para los entes gubernamentales con el fin de identificar a sus ciudadanos, y se puede encontrar en nuestros documentos de identidad, licencia de conducción, pasaporte, entre otros. Muchas personas lo utilizan también para el desbloqueo de sus smartphones y distintas funcionalidades en redes sociales, pero ¿Es realmente seguro exponer una imagen de nuestro rostro al internet? ¿Y qué consecuencias se pueden tener por la publicación de esta? ¿Las autenticaciones faciales son tan seguras como parecen?

    Hoy en día es muy controversial el manejo de la privacidad de los datos de los usuarios en internet, este tiende a ser el costo por el uso de las redes sociales gratuitas, porque como dice una frase muy famosa por ahí “Cuando un producto es gratis, el producto eres tú”, pero las personas no se percatan de ello, es suficiente con marcar la casilla para aceptar los términos y condiciones para seguir adelante como si esos textos sinfín no existieran. A pesar de que nuestro rostro sea una herramienta tan útil para tantas cosas interesantes en cuanto a tecnología, también se puede utilizar para el mal como acaba de ocurrir hace poco en Estados Unidos, donde el diario The Washington Post publica “Un hombre de Nueva Jersey obtuvo múltiples cuentas «verificadas» de la página web ID.me tras presentar «selfies» en los que llevaba una peluca rizada. Supuestamente utilizó las cuentas para presentar falsas solicitudes de desempleo que le permitieron obtener 900.000 dólares”.

    Todo comienza hace unas pocas semanas con una controversial decisión del Servicio de Impuestos Internos (IRS) de Estados Unidos, donde empezó a utilizar una nueva tecnología de reconocimiento facial para sus servicios en línea que está a cargo de la empresa ID.me, una startup con sede en Virginia, fue pionera en el reconocimiento facial para la prueba de identidad en las agencias gubernamentales, y en 2018 se convirtió en el primer proveedor certificado según las directrices del NIST de 2017. Pero a pesar de su gran reputación se vio afectada por este hombre quién se aprovechó de alguna mala configuración logrando sacar un buen provecho de ello, además de que los sistemas de identificación de ID.me no detectaron las cuentas falsas creadas de aquellos permisos de conducir falsos con fotos su cara con una peluca rizada. Ahora la empresa ha decidido poner como opcional esta nueva característica reconsiderando si el reconocimiento facial es una forma aceptable de verificar la identidad en línea o cuándo lo es, y aclaró que habrá un nuevo proceso de autenticación adicional que aún está sin especificar.

    Estos mecanismos de identificación pueden parecer muy seguros ya que se puede llegar a creer que nuestro rostro es único y que podemos confiar en un sistema de estos, pero, así como en este caso, ningún sistema es tan seguro como lo parece, aún persisten muchos problemas de privacidad ya que se pueden filtrar este tipos de datos en cualquier momento sin consentimiento, además raciales ya que en personas con piel más oscura se presentaron muchos errores en este registro, y como no puede ser obviado, esto también sería difícil de utilizar para las personas que no tienen teléfonos inteligentes o un acceso fiable a internet.

    El portal Forbes nos proporciona unos consejos de seguridad de los datos personales para los usuarios cotidianos.
    1. Haga una copia de seguridad de sus datos
    2. Habilitar la autenticación multifactor o de dos pasos
    3. Compruebe el dominio de la dirección de correo electrónico
    4. Utilice un gestor de contraseñas
    5. Pasa el ratón por encima de las URL antes de hacer clic para asegurarte de su legitimidad
    6. Lea el EULA
    7. Utilice siempre una VPN
    8. Desactiva los servicios de localización y el acceso al micrófono cuando no lo necesites
    9. No ignore las actualizaciones de software y del sistema operativo
    10. Invierta en un escáner OCR
    11. Configura las funciones de Face ID y de huella dactilar
    12. Nunca reutilices las contraseñas
    13. Suscríbete a Haveibeenpwned.com
    14. Utilice frases de contraseña largas y memorables

    Al fin y al cabo, en algún momento se tienen que proporcionar datos personales a alguna organización o ente gubernamental ya que es parte de la organización de una sociedad moderna hoy en día como la conocemos, habría que vivir debajo de una piedra y solo para que nadie utilice nuestro rostro y demás datos para fines maliciosos.

    ¿Por qué las organizaciones tienen que ser dueñas de NUESTROS datos y no nosotros? ¿Por qué personas ajenas a nosotros gestionan nuestros datos cuando nosotros deberíamos de ser los que permitamos quién usa nuestra información y en qué?

    REFERENCIAS
    • 14 Personal Data Security Tips For Everyday Users – https://www.forbes.com/sites/forbestechcouncil/2020/05/11/14-personal-data-security-tips-for-everyday-users/
    • Face Recognition Is Out. So How Will the IRS Verify Identity? – https://www.wired.com/story/face-recognition-irs-verify-identity/
    • Facial Recognition Is Everywhere. Here’s What We Can Do About It. – https://www.nytimes.com/wirecutter/blog/how-facial-recognition-works/
    • ID.me gathers lots of data besides face scans, including locations. Scammers still have found a way around it. – https://www.washingtonpost.com/technology/2022/02/11/idme-facial-recognition-fraud-scams-irs/

Los comentarios están cerrados.